Lançamento Transperformance

Temos a imensa honra de convidá-los para o lançamento do livro sobre a primeira edição do projeto Transperformance, realizado em 2011 com curadoria da artista, curadora, professora e pesquisadora Lilian Amaral, patrocínio da Oi / Secretaria de Cultura do Estado do Rio de Janeiro e realização do Oi Futuro / Fase 10 Ação Contemporânea. A publicação, editada pelo Oi Futuro, com co-edição da F10, conta com a organização editorial também de Lilian Amaral.

The IV Ibero-American Film Festival Beirut, Lebanon

The IV Ibero-American Film Festival of Beirut, Lebanon. The Embassy of Spain in Lebanon and the Cervantes Institute of Beirut in collaboration with the Metropolis Association and the Embassies of Argentina, Brazil, Chile, Colombia, Mexico, Uruguay and Venezuela and the consulates of El Salvador, Portugal and Peru, are pleased to present the 4th edition of the Ibero-American Film Festival OTRAS MIRADAS | OTHER VIEWS.

San Francisco Latino Film Festival shines a light on LGBT themes.

Extract: From El Salvador comes “El Cadaver Exquisito (The Exquisite Corpse),” written and directed by Victor Ruano, an Emmy-winning graphic designer. Ruano edited 400 hours of footage into 90 minutes to create this experimental film, a raw documentary influenced by distinctive Latin American surrealism. In a series of seemingly disjointed vignettes, including an extensive look into the lives of local transgender sex workers, “El Cadaver Exquisito” juxtaposes unscripted everyday rituals with staged dream sequences to provide social commentary on violence in El Salvador, especially against women.

Correction: the editor of the movie was Elric Kane.

El arte de ver y transpirar por Victor Ruano

Engrudo-victor ruano-santasombra-Victor-Ruano

El arte de ver y transpirar.

La primera y última semana en Quelepa fueron quizás las más decisivas y reveladoras de todas. Obviamente es difícil asegurarlo tajantemente, ya que las que precedieron y antecedieron a estas dos, fueron el tiempo fructífero que nos permitió rodar nuestra “otra” película.

La primera semana fue cuando descubrimos que no contábamos más con el permiso vital para hacer Engrudo. La causa de esa sorpresiva y rotunda negativa no fue de carácter creativo, técnico, logístico, económico ni legal; sino ético y moral. Finalmente aceptamos esa decisión, la cual nunca compartimos, pero la asumimos respetuosamente. De un día para otro nos vimos frente a lo que parecía ser el caos, la ausencia de historia, rodeados por un entorno exuberante, sofocante y crudo, lo que entendí como la constante presencia de la imagen.

Decidimos continuar con la tarea que nos había llevado a Quelepa, hacer una película. En este caso “otra” película, diferente a Engrudo. Es así como en estos últimos meses nos dedicamos a construir una nueva historia desde sus cimientos. Escudriñamos una región profunda de Quelepa, la oculta, la que vive abajo de la aparente tranquilidad soporífera del casco urbano. Por momentos impenetrable y rígida, en otros fluida y orgánica, siempre presente y escondida. En esa ambivalencia, durante muchas oportunidades, sentí que miraba a través de los ojos de José Miguel, el actor que representaría a Carlos Ulloa. Y también sentí que José Miguel y yo, en varias ocasiones, transpirábamos lo que Carlos Ulloa en algún momento de su vida había transpirado bajo el inclemente sol del oriente salvadoreño. Supongo eso es bueno, la mirada nunca miente y el sudor desintoxica.

Ahora me siento satisfecho de anunciar la culminación a bien de nuestro rodaje. Más adelante anunciaré por este medio cuál es la “otra” película. En ese momento desactivaré esta página y todo lo que tenga que ver con Engrudo.

Quiero agradecer a cada uno de ustedes, a las personas que nos apoyaron a lo largo de este trayecto, el cual aun no termina completamente. Especialmente al equipo técnico y los pobladores de Quelepa. Son muchos, de varias ciudades y países. A todos ustedes, los que estuvieron presentes de varias formas, gracias profundas y serenas.

Me retiro de Quelepa, me llevo preguntas contestadas, respuestas crudas, recuerdos ordenados, imágenes sublimes, una historia visceral; en fin, me llevo lo que quizás vio y transpiró Carlos Ulloa, El Puma de Quelepa.

Se preguntarán ¿qué pasó en la última semana en Quelepa? Pues eso mismo, simplemente fue la última.

Victor Ruano